Tres mil jóvenes adventistas apoyan en trabajos comunitarios

Una excelente gestión es la que están realizando por estos días, más de tres mil jóvenes Adventistas, que se encuentran en la comuna de Pucón, participando del campamento de verano de la Iglesia Adventista de Chile, que está desarrollando el Congreso Nacional “Con Jesús, yo soy Caleb ”se orienta al trabajo con la comunidad.

 En ese sentido la llegada de estos jóvenes ha sido muy bien recibida por la comunidad, tanto urbana como rural, ya que se han distribuido en grupos, realizando variados trabajos comunitarios.

 Dentro de los trabajos que han realizado los jóvenes adventistas, destacan la limpieza de algunos sectores como La Poza, Playa Grande, Playas Blanca y Negra en Caburgua. También han apoyado en limpieza de plazas como Los Arrayanes, Bomberos de Chile, Prudencio Mora, Entre Ríos, Villa El Esfuerzo.

 Pero además su voluntariado tiene una clara orientación medioambiental, lo que se refleja en la limpieza de lechos de algunos ríos, la construcción de basureros y el apoyo en sectores rurales para mejorar condiciones cercos, destronques y despeje de caminos, como por ejemplo en Quetroleufu y Loncofilo.

 Consultada por la presencia de esta delegación en la comuna, la Alcaldesa Edita Mansilla indicó “Estoy muy agradecida de la Iglesia Adventista de Chile, que abre las puertas de su iglesia y ofrece esta oportunidad de trabajo espiritual. En un país donde permanentemente se habla de que los jóvenes no están ni ahí, hoy se muestra que esto no es así, y que tienen ganas de hacer cosas. Hay movimiento juvenil, hay movimientos cristianos y eso para mi es muy importante como alcaldesa. Agradezco nuevamente a estos jóvenes por venir a Pucón, donde si bien es una comuna que vive del turismo, también hay necesidades en algunos sectores”

 Por su parte David Victoriano, Pastor encargado de Jóvenes de la Iglesia Adventista de Chile, manifestó que “ha sido una aventura maravillosa estar aquí, con jóvenes de Arica a Punta Arenas, por lo que hemos tenido que mover una gran logística. Lo que nos motiva es servir a la comunidad junto a la municipalidad y ayudar a las personas que lo necesitan”.

 Los jóvenes Adventistas, que participan de este campamento de voluntariado, están realizando su trabajo junto a la coordinación de funcionarios municipales, con la finalidad de apuntar a las necesidades de la comunidad.

 Cabe destacar que este pasado martes comenzó la construcción de la iglesia adventista que los jóvenes regalaran a la comunidad y que estará ubicada camino a Caburgua, con el objetivo de plantar y construir  un nuevo templo en esta parte de Chile.

 Finalmente hay que mencionar que esta aventura, de más de tres mil jóvenes voluntarios, finaliza el día sábado por la tarde con sus actividades, partiendo a sus respectivos puntos de origen, el domingo en la mañana.